Sugerencia de la Semana : Deteniendo los riesgos ocultos desde el inicio: Serie de Prevención

Seguimos con nuestra serie de prevención esta semana poniendo nuestra atención a los alimentos para animales y mascotas. Cada segmento de producto en la industria alimentaria tiene riesgos y peligros relacionados con los procesos y equipos que usan. Estamos señalando algunos peligros específicos para el segmento y recomendando medidas preventivas para detenerlos desde el inicio. 

Riesgo Oculto

Muchos ingredientes son utilizados en alimentos para animales. Algunos ejemplos son productos químicos, hormonas de crecimiento, y nutrientes especiales que podrían tener un efecto negativo en diferentes especies por un contacto cruzado o contaminación cruzada.

Un ingrediente que puede tener efectos peligrosos en ciertas especies de animales es el cobre. Trazas de cobre pueden ser venenosas para borregos, pero no para caballos. Otros ejemplos incluyen el cloruro de sodio que puede ser dañino para los pollos, pero es benéfico para los caballos.

Solución

Es imperativo que los cambios de producto entre especies y tipos de medicamento o procesamiento de alimentos tengan un procedimiento claro para asegurarse de que las trazas de cualquier elemento dañino sean removidas de la línea.

Peligro Oculto

Uno de los mayores retos de los productores de alimentos para animales y mascotas es el agua usada como ingrediente para preparar salvado, maíz y otros alimentos basados en granos. El trigo puede fácilmente crear condiciones que permiten el crecimiento de hongos y bacterias cuando están en contacto con el agua. 

Solución

En las granjas de alimentación de ganado, las limpiezas regulares son necesarias para minimizar las condiciones secas que pueden causar problemas microbiológicos y generar toxinas. Fallos en la limpieza pueden llevar a la presencia de hongos que producen micotoxinas que pueden llegar a los humanos a través de animales (por ejemplo los productos lácteos de vacas y la leche en el supermercado).

La limpieza húmeda y sanitación son muy importantes para los productores de alimentos para mascotas, ya que sus recetas comúnmente incluyen carne, pescado y otras fuentes de proteína que pueden permitir a patógenos crecer y transferirse a las mascotas y a sus dueños. Los patógenos de mayor preocupación incluyen el E. Coli hemorrágico, la Salmonella y Listeria, que pueden crecer en líneas de transportación, mezcladoras, drenadores y otras áreas de producción.