Sugerencia de la Semana: Entendiendo las Estrategias de Mitigación

¿Se siente usted incierto sobre sus estrategias de mitigación? ¡No está solo! Se han realizado grandes cambios en la forma como este aspecto es abordado desde la propuesta, hasta la regla final de FSMA. Cuando la FDA emitió la regla propuesta sobre contaminación intencional, ellos inicialmente definieron dos tipos diferentes de estrategias de mitigación: amplia o enfocada.

Las estrategias amplias de mitigación reúnen varias áreas distintivas incluyendo la seguridad física, la seguridad personal, la seguridad de materiales peligrosos, las prácticas de manejo de seguridad, y la planeación de manejo de crisis. 

Las estrategias enfocadas de mitigación fueron definidas como específicas en un proceso de pasos de acción en la operación alimentaria donde una vulnerabilidad significativa es identificada, incluyendo las medidas apropiadas para reducir la probabilidad de adulteración intencional. Estas estrategias fueron hechas a la medida del paso de procesamiento en el cual son aplicadas, así como a la medida de las prácticas y procedimientos existentes en la planta, y dependen de una evaluación de la vulnerabilidad significativa asociada con el paso del procesamiento en que son aplicadas.

Cuando la regla propuesta fue emitida, la FDA solicitó comentarios a la regla. Los miembros de la industria respondieron que estas definiciones eran confusas y que las líneas entre las estrategias de mitigación amplias o enfocadas pudieran ser confusas. Al escuchar estos comentarios, la FDA removió las categorías amplias y enfocadas de la regla final, y cambió la definición:

Las estrategias de mitigación son medidas basadas en riesgo, razonablemente apropiadas, que una persona que sabe sobre seguridad alimentaria emplearía para significativamente minimizar o prevenir vulnerabilidades significativas identificadas en los pasos del proceso de acción, y que son consistentes con los conocimientos científicos actuales de seguridad alimentaria en el momento del análisis.

Usando ésta definición, es claro que las originalmente llamadas amplias, enfocadas, o una combinación de estrategias de mitigación, pueden ser implementadas para reducir significativamente una vulnerabilidad identificada.

Las estrategias de mitigación son desarrolladas y determinadas por la evaluación de vulnerabilidad basada en riesgos completada por cada planta. Las estrategias de mitigación requeridas para reducir significativamente una vulnerabilidad identificada son flexibles. Lo que funciona para una planta puede no funcionar en otra ubicación. Por lo tanto, las estrategias de mitigación y las evaluaciones de vulnerabilidad son específicas a cada planta.