Sugerencia de la semana : ATP vs. Pruebas de Proteínas

En la industria alimentaria de hoy, el llevar a cabo inspecciones visuales del equipo de procesamiento de alimentos pueden no ser el camino suficientemente adecuado para asegurar que el equipo esté limpio. Se pueden usar métodos adicionales de verificación de limpieza. Los métodos más comunes de verificación de la limpieza son el ATP (adenosina trifosfato) y las pruebas de proteínas.

Estos tipos de pruebas son muy populares en la industria alimentaria, porque son menos caros que los análisis de laboratorio tradicionales, y los resultados pueden ser obtenidos mucho más rápido. Las pruebas tradicionales de laboratorio pueden tomar días, incluso semanas; cuando los resultados del ATP y las pruebas de proteínas pueden ser obtenidos en minutos.

El ATP es la molécula principal de transferencia de energía que es usada en todos los organismos vivientes, y empieza a disolverse fuera de las células vivientes. Adicionalmente, la proteína se encuentra en la mayoría de los alimentos. Dado que las proteínas son encontradas en la mayoría de los alérgenos, las actividades de verificación de limpieza son vitales para asegurar un abastecimiento seguro de los alimentos.

Tanto para las pruebas de ATP como de proteínas, las muestras son rutinariamente obtenidas a través de hisopos que cambian de color y/o esponjas. Con el ATP, un área es frotada, mezclada con un reactivo, y luego colocada en un instrumento que mide la cantidad de ATP que está presente en URLs ( Unidades Relativas de Luz ). Cuando el ATP está presente, reaccionará con la enzima luciérnaga natural (luciferasa) y emitirá una luz cuando se coloca en un luminómetro. La cantidad de luz que es producida es relativa a la cantidad de energía biológica presente en la muestra.

Con las pruebas de proteínas, el método de prueba más rápido involucra frotar un área y luego incubar la muestra por un período de tiempo antes de leer el resultado. Si las proteínas están presentes en la muestra, cambiará de colores, alertando de la presencia de proteínas en la superficie muestreada. Otros métodos de pruebas no requieren un período de incubación, con resultados disponibles en menos de diez minutos, y con cambios de color en solamente sesenta segundos. Todos los métodos de pruebas rápidas de proteínas causarán que la muestra cambie de colores cuando se mezcla con el reactivo, o a través de la incubación.

Mantenga en mente cuando realice las pruebas ATP o de proteínas, que ambas pruebas solamente proveerán al usuario con indicadores de que éstas sustancias están presentes en una superficie con contacto a los alimentos. Ninguna prueba le dará una fuente definitiva del ATP o proteínas. Se requieren pruebas adicionales microbiológicas y de monitoreo, adicionales al muestreo por frotado que se use. Cuando lleve a cabo éste tipo de pruebas en su empresa, es importante no confiar solo en ésas pruebas. Tomar pruebas rutinarias de frotado, junto con pruebas adicionales microbiológicas, puede proveer los resultados necesarios para asegurar que todas las superficies en contacto con alimentos estén adecuadamente limpias e inocuas.