Sugerencia de la Semana: Limpieza de Alérgenos

Allergen+Changeover+Cleaning.jpg

Cuando se usan equipos, recipientes o utensilios compartidos para productos con alérgenos y productos no alergénicos o no similares, debe llevarse a cabo la limpieza de todos los equipos, recipientes y utensilios. La limpieza debe ser efectiva y eliminar todos los residuos del producto. Este puede ser un tipo diferente de limpieza que lo que se hace por razones de calidad o microbianas. Por ejemplo, productos como las nueces tienden a dejar un residuo oleoso y requieren limpieza húmeda. Los cinturones de tela a menudo requieren lavado entre alérgenos no compatibles.

El uso de mangueras de aire para la limpieza de alérgenos es desaconsejado. El aire comprimido no limpia el equipo, simplemente reubica los residuos en un área más accesible. Así mismo, las mangueras de aire comprimido harán que el alérgeno sea transportado por el aire, de modo que pudiera contaminar las superficies adyacentes o reacomodarse en el equipo después de ser limpiado.

Cuando se requiere una limpieza por cambio de alérgeno, lo mejor es identificar esto en el programa como un recordatorio. También es muy útil desarrollar una lista de verificación para el cambio de alérgenos. Esta lista de verificación delineará las áreas y el equipo que debe limpiarse y resaltará las áreas potencialmente problemáticas.

shutterstock_244085551.jpg

En el mejor de los casos, la lista de verificación está firmada por la persona que realiza cada tarea de limpieza y por una segunda persona que realiza una inspección visual del equipo, a fin de asegurarse de que no haya quedado ningún residuo visible. Las inspecciones visuales son una forma de validar la limpieza efectiva. Sin embargo, en el caso de los alérgenos, se recomienda realizar pruebas de alérgenos residuales como una validación adicional, debido a los bajos niveles de alérgenos que pueden causar una reacción alérgica en el consumidor.

Las pruebas de alérgenos pueden realizarse de muchas formas. El tomar muestras del equipo ya limpiado buscando proteínas residuales generales o proteínas alergénicas específicas es un tipo común de prueba realizada para la validación de la limpieza de alérgenos. Otra prueba consiste en tomar muestras del producto producido inmediatamente después de una limpieza, para verificar si existe contaminación por el alérgeno previamente eliminado.

Le recomendamos revisar el seminario de AIB relativo al Control de Alérgenos el cual puede ser impartido en la modalidad de curso privado para su empresa o planta de alimentos, o si lo prefiere, obtenga los conocimientos en línea a través del exitoso curso Lo Esencial para la Inocuidad Alimentaria.