Roedores, Insectos y Aves: Programa de Manejo de Plagas

blog3.jpg

Un programa de Manejo Integrado de Plagas (MIP) es una parte importante del esfuerzo de cada instalación de alimentos para producir un alimento seguro. Ciertos insectos, roedores y aves son capaces de introducir problemas significativos de contaminación en una planta de alimentos. Se deben hacer todos los esfuerzos para minimizar los riesgos planteados por estas plagas.
 
El MIP es un enfoque integral para el manejo de la población de plagas que considera una serie de estrategias para eliminar o reducir una población de plagas a niveles tolerables, a la vez que se mejora la calidad del medio ambiente. Para hacer esto, el programa se basa en el conocimiento de la biología y el comportamiento de la población de plagas específica, a fin de determinar qué factores permiten el ingreso de plagas y respaldan su capacidad para sobrevivir y aumentar su número.

Niveles tolerables

Alcanzar niveles tolerables incluye:

  • Reducir una población de plagas a un punto donde no sean una amenaza para los productos alimenticios o el personal
  • Impactar directamente su capacidad para aumentar su población

Un programa de MIP bien administrado requiere una combinación de estrategias para tener éxito. No hay soluciones mágicas o un programa único para todos, como algunos creen. Cada planta de alimentos y cada problema de plagas es único e influenciado por las condiciones presentes. Un verdadero profesional entiende esto y usa la información para establecer un programa exitoso. Los elementos centrales de un programa MIP son:

  • Conocer la biología y el comportamiento de la plaga
  • Resolución de problemas utilizando el principio ICE
  • Comprender y utilizar programas de requisitos previos para controlar o cambiar el entorno que respalda la población de plagas
  • Implementar un programa de monitoreo correcto y efectivo
  • Recopilación y establecimiento de tendencias a partir de los datos disponibles
  • Educar a los empleados
  • Usar pesticidas solo cuando sea necesario
blog2.jpg


Principio de ICE

El principio ICE es una estrategia de resolución de problemas que tiene una serie de aplicaciones en una planta de alimentos.

 

I = Identificar, presentar, intensificar

Toda la instalación debe inspeccionarse por dentro y por fuera para determinar la presencia de una población de plagas y qué tan significativa es con respecto a la integridad de los productos. Usando información sobre la biología y el comportamiento de la plaga, se puede hacer una determinación sobre el nivel de infestación y los posibles puntos de entrada que las plagas usan para acceder a la instalación. Es necesario saber que no todos los insectos o roedores viven en los almacenes, sino que pueden originarse fuera de una instalación y obtener acceso a través de puertas, ventanas u otras aberturas, lo cual puede expandir significativamente su área de revisión cuando se identifica un problema.

C = Control

Si se descubre un problema, el próximo paso es determinar los pasos inmediatos que se deben tomar para evitar la posible adulteración de los productos alimenticios. Una acción correctiva a corto plazo no es una solución completa al problema.
 
Varias larvas de escarabajo de harina y algunos adultos se encuentran en la parte superior de un recipiente cubierto de harina. Toda la harina afectada y los insectos se aspiran y el material se desecha adecuadamente. La evidencia de un problema ha sido eliminada, pero ¿se ha resuelto el problema? ¿Por qué había harina y actividad de insectos en esa ubicación? ¿Hay alguna fuga en el sistema de harina? ¿Cuánto tiempo ha pasado desde que esta área fue limpiada adecuadamente? ¿Hay algún refugio desconocido de insectos que se necesita eliminar? ¿Cuándo fue la última vez que se inspeccionó esta ubicación?

E = Eliminar

El objetivo de este paso es identificar una acción correctiva a largo plazo que evitará y / o eliminará la repetición del problema. Por lo general, se identificará un programa que debe modificarse o ajustarse para evitar la recurrencia, o eliminar el problema.
 
La recolección de harina y la actividad de insectos en el ejemplo anterior son indicadores de una falla de los programas y procedimientos diseñados para evitar que esto suceda. La limpieza no resolverá el problema a menos que se identifique y elimine la causa raíz de la presencia de harina e insectos. Este principio se aplica a la gestión de cualquier problema de plagas.

Programas de prerrequisitos

blog1.jpg

Los programas de prerrequisitos fundacionales son esenciales para el éxito de cualquier programa de MIP. Están diseñados y utilizados para controlar el medio ambiente en una planta de alimentos a fin de limitar el potencial de contaminación o adulteración del producto. Identifique la presencia de plagas a través de inspecciones, limite sus reproducción a través del saneamiento y el mantenimiento adecuado, y dificulte su ingreso a través del control adecuado del inventario de materiales sensibles. El uso de programas de requisitos previos para crear un lugar desfavorable para las plagas es el mejor método de control.

Nuestro seminario sobre el Manejo Integrado de Plagas es una gran oportunidad para aprender más sobre cómo puede controlar la presencia de plagas en sus instalaciones. ¡Inscríbase y obtenga los conocimientos que necesita para proteger sus productos!

Manejo Integrado de Plagas_email.png