El impacto de FSMA reflejado en la cadena global de suministro de alimentos

Los expertos en seguridad alimentaria de AIB International saben de primera mano cómo FSMA está afectando a la cadena mundial de suministro de alimentos. Han visto clientes de todos los sectores tomando medidas para cumplir con los nuevos requisitos que se han desarrollado en los últimos seis años.

Una de las fechas efectivas más significativas para el cumplimiento de los Reglamentos del Análisis de Peligros y Controles Preventivos Basados n Riesgo para Alimentos Humanos entró en vigor en Septiembre de 2016 para la mayoría de las instalaciones.

Stephanie López, Vicepresidenta de Servicios de Seguridad Alimentaria, ha notado que los clientes están tratando de revisar sus planes de seguridad alimentaria para alinearse con la nueva norma.

"Nuestros clientes están decidiendo entre varias opciones", dijo López. "Se preguntan si deben mantener su plan HACCP, combinar los requisitos de controles preventivos de FSMA en su plan HACCP existente o eliminar HACCP por completo". Los exportadores a los Estados Unidos y aquellos que reciben auditorías de certificación bajo GFSI enfrentan la complejidad adicional de necesitar un plan de HACCP, al mismo tiempo que asegurarse de que su plan de controles preventivos cumple con los nuevos requisitos de la FDA. El plan HACCP sigue siendo requerido por GFSI y es reconocido globalmente.

Uno de los requisitos de la regla es que un plan escrito de seguridad alimentaria sea preparado por uno o más Individuos Calificados en Controles Preventivos (por sus siglas en inglés: PCQI). Los individuos calificados están encargados de validar los controles preventivos y supervisar la ejecución del plan, y deben completar con éxito la capacitación en controles preventivos basados n el riesgo, o tener suficiente experiencia laboral para calificar.

Para ayudar a los clientes a cumplir este aspecto de la regla de controles preventivos, AIB comenzó a ofrecer el seminario : Controles Preventivos de la FSPCA desde el 2016.

"La Industria ha sido muy sensible al requerimiento de entrenamiento de Personas Calificadas", dijo Gary Burgess, Gerente General para Norteamérica de Servicios de Seguridad Alimentaria. "En 2016, emitimos 1.545 certificados para el curso reconocido por la FDA, incluyendo a representantes de la FDA, y hemos visto que ese número seguirá creciendo en 2017, a medida que las plantas de alimentos identifican y capacitan a sus equipos de controles preventivos".

El cumplimiento con el Programa de Verificación de Proveedores Extranjeros de FSMA (FSVP) y las Normas de Transporte Sanitario también son efectivas a partir de 2017 para la mayoría de las empresas. Sin embargo, parece haber un malentendido en la industria alimentaria sobre la forma en que la regla de Verificación de Proveedores Extranjeros se aplica a las compañías que exportan a los Estados Unidos.

"En realidad, la regla de Verificación de Proveedores Extranjeros se aplica al propietario Estadounidense de los productos importados", dijo Jeff Wilson, Vicepresidente de Servicios de Seguridad Alimentaria de Europa, Asia y África. "La norma supone un cambio fundamental en la supervisión de los alimentos importados dentro de un sistema que se basa en la revisión de los alimentos importados en el puerto de entrada, y la respuesta a las fallas en la seguridad de los alimentos, las cuales los importadores y sus proveedores extranjeros son responsables de prevenir".

Todos los importadores de alimentos, tanto para humanos como para animales, a menos que estén exentos o sujetos a requisitos modificados, deberán desarrollar, mantener y seguir un Programa de Verificación de Proveedores Extranjeros basado en el riesgo, para asegurar que los alimentos que importan se produzcan de una manera que proporcione el mismo nivel de protección de la salud pública tal como los controles preventivos o los reglamentos de producción. El plan también debe asegurar que los alimentos del proveedor no sean adulterados o mal etiquetados con respecto a los alérgenos. Los cursos de Controles Preventivos para Alimentos Humanos de AIB, con instructores certificados, son programados constantemente durante 2017 en las principales ciudades de México, y también alrededor del mundo.

Con el cumplimiento ahora efectivo, la norma de transporte sanitario de FSMA también establece los requisitos de seguridad alimentaria para los transportistas, lo cual es la primera vez que se lleva a cabo en la historia de supervisiones de la FDA.

"Esta nueva regla llena una brecha en la cadena de suministro de alimentos", dijo López. "Los conductores de camiones ahora necesitarán capacitación en seguridad alimentaria relacionada con refrigeración, monitoreo de temperatura, manejo de productos y otras prácticas de transporte sanitario".

Una complejidad relacionada con esta regla es que el embarcador diseña las especificaciones de transporte, por lo que los transportistas necesitarán conocer las especificaciones de transporte para cada uno de los embarcadores a quienes prestan servicio.

En abril de 2017, AIB introdujo sus normas consolidadas para la inspección del transporte sanitario a granel, y una inspección de BPM relacionada al transporte sanitario a granel.

"La inspección se dirige a los requerimientos regulatorios de FSMA y permite a los clientes identificar y corregir las omisiones", dijo Anthony Raschke, Director de Innovación de Servicios de Seguridad Alimentaria. "Aunque la norma cubre todas las compañías aéreas, la mayor necesidad de la industria que hemos descubierto es que existan áreas de lavado asignadas a los transportes a granel". Aunque la inspección se basa en la norma de transporte sanitario de FSMA, abarca las mejores prácticas de transporte a granel y por lo tanto, es aplicable globalmente.

A medida que la industria se prepara para cambios importantes en la forma en que la FDA lleva a cabo las inspecciones de instalaciones debido a los nuevos requisitos, AIB ha identificado una necesidad crítica para las auditorías simuladas.

"Nuestros clientes nos informan que los inspectores de la FDA están profundizando en sus programas de saneamiento, llevando a cabo más entrevistas con los empleados y mirando más de cerca los registros de capacitación", dijo López. "Un cliente en particular nos reportó de un equipo de inspectores de la FDA que llegaron por la noche para observar las operaciones de saneamiento, y se quedaron varios días para completar la inspección".

Para asegurar que los clientes estén listos, AIB lanzó al mercado la Inspección de Preparación ante la FDA. La inspección es una simulación que comprueba la capacidad de respuesta de una instalación a las inspecciones de FSMA.

"La inspección de preparación le da a las empresas una mejor comprensión de lo que los auditores de la FDA están buscando y también señala áreas problemáticas que podrían poner en peligro el cumplimiento y la interacción de los empleados con los auditores", dijo Burgess. "Se ha convertido en un complemento popular a nuestra inspección BPM."

Para conocer de una forma más completa si una instalación está preparada para la seguridad alimentaria, algunos de los clientes más grandes de AIB también han optado por inspecciones sin previo aviso. Estas operaciones preparadas para auditorías las 24 horas del día, 7 días a la semana, están encargadas de cultivar una cultura de inocuidad de los alimentos que realmente entienda la importancia de seguir los programas previos, dijo López.

"AIB siempre tiene sus ojos puestos en la industria alimentaria, para asegurarse de que el servicio que ofrecemos está a la par con las últimas regulaciones y prácticas de seguridad", dijo López. "Seguiremos refinando nuestras ofertas para ayudar a las plantas de alimentos a minimizar el riesgo de contaminación por inocuidad de los alimentos y a superar las expectativas de los clientes con productos saludables y seguros".

¿Desea prepararse para FSMA? Nuestro seminario FSMA Estrategias para asegurar sus exportaciones le dará todas las herramientas necesarias. ¡Lo esperamos!