Sugerencia de la Semana: Limpieza de Equipos Estacionales

Pregunta: ¿Cómo manejamos / documentamos el equipo estacional en nuestro horario de limpieza principal? Algunos de nuestros equipos pueden pasar varios meses sin ser utilizados.

¡Esta es una excelente pregunta! Es vital asegurar que el equipo no utilizado se mantenga limpio para prevenir posibles plagas o desarrollo microbiológico. La primera cuestión a considerar es si el equipo está permanentemente montado en la zona de producción activa, o si es portátil y es llevado a un almacén de equipos o área de almacén cuando no está en uso.

Equipos en almacenamiento
Un programa maestro de limpieza (PML) debe incluir la frecuencia de limpieza establecida para el equipo que está en uso: digamos que esta sea semanal. Si el equipo se guarda en almacenamiento, agregue una fila en el PML debajo de la fila semanal que enumera la frecuencia de inspección / limpieza, según sea necesario. Suponiendo que el equipo se limpia antes de su almacenamiento, se podría realizar una inspección mensual para controlar la limpieza general, como la remoción de polvo, telarañas, etc. Luego se podría hacer la limpieza según sea necesario, basándose en la inspección. El propósito de enlistar dos filas para una pieza de equipo es permitir la rendición de cuentas al respecto del equipo durante todo el año, ya sea que esté en uso o almacenado.

Equipos en el área de producción
Para los equipos que están permanentemente montados en el área de producción, la documentación del PML puede manejarse como en el primer escenario, con una gran diferencia: los equipos en el área de producción todavía estarán expuestos a polvo, agua y elementos de producción. Si el equipo se limpia semanalmente cuando está en uso, probablemente sería mejor evaluarlo cada semana cuando esté fuera de uso durante un período de tiempo, a fin de determinar cuánto polvo, suciedad o humedad se están acumulando en el equipo no utilizado. La frecuencia de utilización variará para cada instalación. Algunas compañías pueden necesitar continuar con un horario de limpieza semanal, mientras que otras pueden ser capaces de reducir la frecuencia a bimensual o incluso mensual. A continuación se proporciona un ejemplo del PML:

Es vital asegurarse de que todo el equipo esté incluido en el PML, ya sea que esté en uso o en almacenamiento. Las inspecciones han revelado problemas significativos (tales como infestaciones de plagas) en equipos que no están en uso y no se mantienen como parte del PML.

Responsabilidad y gestión del tiempo
El seguimiento de equipos no utilizados también permite la rendición de cuentas y la gestión del tiempo. Cada línea en el PML debe tener un tiempo estimado de finalización para cada tarea. El rastrear un equipo no utilizado, asignar una frecuencia y estimar el tiempo, puede mejorar el presupuesto y asignar recursos. Esto puede ser muy benéfico para justificar un número específico de tiempo del personal para la implementación del PML durante un año entero.

Conozca los seminarios de AIB International relacionados a la limpieza y sanidad de las instalaciones productoras de alimentos, tales como lo es nuestro Programa de Limpieza/Sanidad