Sugerencia de la Semana: Manteniendo el Material Extraño fuera de los Productos de Consumo

Los dispositivos de detección de materiales extraños son una parte vital en la producción de alimentos. Si un producto alimenticio que incluye un trozo de material extraño es liberado en el mercado de consumo y hay un problema, puede causar un daño directo tanto a los consumidores así como la contaminación por patógenos transmitidos por los alimentos. Junto con las consecuencias de un retiro, la propagación del incidente por parte del consumidor puede dañar la reputación y las ventas de una empresa. Los consumidores suelen recordar este tipo de eventos así como el nombre y marca de la empresa de alimentos involucrada en un problema de salud. 

Al igual que con toda la producción de alimentos, siempre hay un riesgo de contaminación de materiales extraños. Un material extraño se define como cualquier cosa que no pertenece al producto alimenticio. Así que, básicamente, si el ingrediente no aparece en la etiqueta, es un material extraño. Aquí hay algunos ejemplos para darle una comprensión de cuánta variedad hay de materiales extraños:
• Suciedad del piso
• Partículas o residuos del ingrediente del día anterior
• Partículas sucias o grasosas sopladas por la limpieza de la manguera de aire
• Hojas de madera
• Materiales de Limpieza
• Plaguicidas
• Insectos, roedores, aves y sus excrementos
• Otras partículas que no deben estar en el producto final
• Pedazos de pintura
• Polvo, moho y bacterias

El objetivo de cualquier instalación productora es mantener los alimentos puros, es decir, no adulterados. Las instalaciones a menudo utilizan dispositivos de materiales extraños para alcanzar ésta meta.

Imanes

Los imanes eliminan los metales magnéticos de los ingredientes entrantes, protegen el equipo sensible tal como las unidades de molienda, y comprueban que los productos terminados no tengan metal antes del empaquetado.

Los imanes se agrupan de tres maneras:
1. Primaria - se utilizan en la etapa de recepción para detectar el material entrante.
2. Secundaria - se utilizan en diversas etapas del proceso.
3. Acabado - estos se utilizan como una verificación final de los materiales, antes de que sean empaquetados o enviados.

Coladores

Los coladores separan el material extraño del líquido permitiendo que el líquido pase a través de pequeñas aberturas mientras bloquea fragmentos que son más grandes que las aberturas.
Los filtros varían en tamaño y ubicación, dependiendo de las necesidades en el proceso.
 
Detectores de Metales

Los detectores de metales determinarán si hay metal en el producto. El detector reconocerá el metal y activará un mecanismo de rechazo para eliminar el metal. Los detectores de metales deben ser controlados rutinariamente. Esto se hace a veces colocando intencionalmente una pequeña pieza de metal (generalmente redonda) en el producto para determinar si el detector la detecta.

Un exámen cuidadoso de ingredientes, máquinas, prácticas de producción y sus hábitos mejorará el control de materiales extraños, y le ayudará a fabricar productos seguros y limpios para el consumidor. Lo más importante, es que éstos esfuerzos aseguran que usted esté cumpliendo con la ley.

Los dispositivos de control de materiales extraños no son perfectos, por lo que se deben seguir ejerciendo otros controles preventivos tales como las BPM, el mantenimiento preventivo y la capacitación de los empleados para reducir la contaminación de materiales extraños.

Le recomendamos visite nuestra oferta relacionada con Seguridad e Inocuidad Alimentaria, donde encontrará lo necesario para preparar a su empresa y empleados para asegurar la calidad de sus productos. 

AIB está liderando un movimiento en el entrenamiento de seguridad alimentaria. ¡Forme parte del movimiento para hacer crecer la industria alimentaria mundial!