Sugerencia de la Semana: Alérgenos no declarados

Los alérgenos no declarados o el etiquetado incorrecto de los alérgenos es la razón número uno para los retiros a nivel mundial.

Alérgenos no declarados

Según el Registro de Alimentos Reportables de la FDA, los alérgenos no declarados aumentaron del 30% de todos los informes en 2009,  al 43,6% en 2013. Los alérgenos no declarados representan un riesgo significativo para millones de personas que padecen alergias alimentarias.

Control adecuado

El control adecuado de los alérgenos debe comenzar desde el momento en que los ingredientes entran en una instalación. Durante la recepción, deben seguirse los siguientes procedimientos:

• Se deben obtener historiales de carga para entregas a granel a fin de excluir materiales no compatibles.
• Separación apropiada de materiales alergénicos y no alergénicos en el mismo camión (carga frontal o trasera), y que no exista un doble apilamiento de diferentes materiales que contengan alérgenos.
• La identificación de los materiales que contienen alérgenos en la recepción es esencial; una lista de ingredientes puede ser desarrollada como referencia.
• Los productos deben ser codificados por colores con etiquetas u otros medios distinguibles.
• Revise la declaración de ingredientes en el envase y las especificaciones de materiales enviadas por el proveedor para asegurarse de que todos los alérgenos contenidos en el producto han sido contabilizados.
• Tenga cuidado con los cambios realizados por el fabricante.

Para obtener más información, visite nuestro seminario Programa de Control de Alérgenos  o nuestro curso en línea Lo Esencial para la Inocuidad Alimentaria